Mariña Lucense · Destinos · Mar y playa · Lugo

Cómo disfrutar de la archifamosa playa de Las Catedrales y del encanto de Ribadeo


Me cuesta confesar que no conocía la playa más famosa de Galicia y me atrevo a decir que incluso de España. Tenía que ponerle solución, pero quería hacerlo en plan egoísta, sin agobio de gente, disfrutándola para mí sola. A finales del verano, ya rozando el otoño, saldé la deuda con la popular playa de Las Catedrales.

¡Una de las playas más bonitas del mundo y no exagero!

Estaba convencida de que la famosa playa de Las Catedrales (As Catedrais) me iba a gustar, iba entregada. Por muchas veces que hayas visto imágenes idílicas de esta joya de la naturaleza, nada es comparable a vivirla y caminar descalza entre sus colosales arcos esculpidos en las rocas, que tanto recuerdan a una monumental catedral gótica.

Barrio de San Roque
Ribadeo es uno de los pueblos más coloridos de la Mariña Lucense

Llegué a Ribadeo abducida por la fama de su playa. Lo que no sospechaba es que esta villa me iba a conquistar. Y lo hizo por muchas razones: por su imponente barrio de casas indianas, por su puerto con un trasiego continuo de barcos, por el colorido de sus calles y por el animado tapeo en sus bares , ¿a quién no le gusta un sabroso pulpo a feira con un ribeiro? Acompáñame y te lo muestro.

Disfruta de estos descuentos viajeros viajando por Galicia

Cómo llegar a la playa de Las Catedrales y a Ribadeo

Ribadeo es un municipio situado en la provincia de Lugo; aquí terminarás, si no lo has hecho ya, de enamorarte de la comarca de la Mariña Lucense. La ría de Ribadeo marca el límite entre Asturias y Galicia. Pero este límite solo es geográfico y no está en la mente de los vecinos y turistas que pasan a diario de una orilla a otra. Unas veces la cruzan reclamados por las playas (la de Arnao en Asturias está muy cotizada) y otras, por las tapas y los vinos (los bares de Ribadeo tienen fama merecida).

La Playa de Las Catedrales y Ribadeo se encuentran muy bien comunicados con otros puntos de Galicia y con el norte y centro de España:
Lugo 121 Km – A Coruña 155 km – Santiago de Compostela 194 Km – Pontevedra 252 Km – Oviedo 134 Km – Bilbao 390 Km – Madrid 582 Km. Desde Ribadeo llegar a la playa de Las Catedrales es muy sencillo, por la N – 634 tardarás trece minutos.

Playa de Las Catedrales: una playa como una catedral

El arco donde todo el mundo quiere hacerse una foto en la playa de Las Catedrales

Cuándo visitar la playa y cómo conseguir la reserva

Mi objetivo principal en este viaje era visitar la playa de Las Catedrales, pero con condiciones y no a cualquier precio. Lo planeé con antelación esperando a que se conjuraran los astros. Uno, que no hubiera aglomeraciones y dos, que el pronóstico del tiempo fuera bueno. ¡Mira que si llegaba en un día de niebla y no veía nada! La conjunción se produjo a finales de septiembre. Hice la maleta y me planté en Ribadeo.

Visitarla sin gente y con buen tiempo es todo un lujo

Mi consejo es que si no quieres compartir este arenal con cientos de turistas a tu alrededor, lo visites fuera de temporada, así también contribuirás a que tu paso por Galicia sea más ecológico. Aquí te dejo el 👉 Post de 6 ideas para que tu viaje a Galicia sea más sostenible👈.

El principio del otoño y toda la primavera son una buena opción para ver la playa de Las Catedrales y Ribadeo.

La Xunta de Galicia exige una autorización para acceder a la playa en la época de Semana Santa, y entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, debido al elevado numero de visitantes. El resto del año no es necesaria. En este enlace puedes conseguir la reserva para entrar. La visita es gratuita y la confirmación a través de email por parte de la Xunta es casi inmediata.

Otro dato que tienes que tener en cuenta son las mareas. En la misma web de la Xunta puedes consultar el horario para el día de tu reserva. Es fundamental que hagas coincidir tu visita con la marea baja. En pleamar la playa prácticamente desaparece tragada por las olas, y eso hará que te pierdas lo que habías venido a ver.

En mi caso, la bajamar estaba prevista a las 10,00 de la mañana; una hora ideal para contemplar la playa con esa luz aún rojiza que agoniza tras el crepúsculo.

Para llegar puntual a mi cita decidí dormir la noche anterior en el Hotel Boutique Loriente. Lo elegí por su situación, a tan solo diez minutos en coche de la playa de Las Catedrales, y por estar en pleno casco histórico de Ribadeo, lo que me facilitaría conocer esta villa a pie. Es pequeñito (no así las habitaciones que son de buen tamaño) y muy coqueto. Hasta el último detalle está cuidado y el trato muy personalizado. Repetiré en el futuro, ¡seguro!

Qué ver en la playa de Las catedrales

Más que verla la playa de Las Catedrales hay que sentirla, disfrutarla. Hay que pasear sin prisa por su amplio arenal y observar cómo el viento y el mar han retorcido de manera caprichosa las colosales rocas, dándoles formas que recuerdan a una catedral gótica.

Sus grutas y cuevas marinas son un espectáculo

En el parking habilitado cerca de la playa me encontré con la grata sorpresa de que había muy pocos coches, lo que me dio pistas de las pocas personas con las que me iba a cruzar. Bajé las escaleras que conducen al arenal con la boca abierta. No daba crédito de lo que veía. No sé si era por la amplitud de la playa, por el tamaño gigante de las rocas, por el color de la luz reflejado en el mar o por todo eso a la vez.

El colorido de sus rocas es único

Pasear debajo de esos arcos de más de treinta metros de altura, que se suceden unos detrás de otros como arbotantes de una catedral; asomarte a las grutas por donde se cuela el agua del mar; caminar descalza por la orilla con las chanclas en la mano prácticamente sola, resultó un lujo. ¿He dicho lujo? Perdón me he quedado corta. Fue un lujazo.

Me costó esfuerzo salir de la playa, pero la marea me obligó. El agua iba subiendo hasta llegar a un punto, en el que me resultaba complicado pasear sin mojarme. A mi pesar, tuve que despedirme diciendo hasta luego. Desde el minuto uno tuve claro que quería volver. Lo haré con mi familia. Esto ha sido amor a primera vista. Mejor dicho amor con premeditación y alevosía.

Una excursión estupenda, que estuve a punto de contratar, fue la de navegar para ver la playa desde el mar, pero no me cuadraban los horarios. Aquí te la dejo por si te apetece 📌 Paseo en lancha por la playa de Las Catedrales.

Los mejores planes para hacer en un día en Ribadeo

Llegué a Ribadeo atraída por su archifamosa playa, pero la villa me ganó por sus animadas calles, por su arquitectura, por sus vistas a la ría, por su gastronomía de primer nivel y por una larguísima lista de detalles que no acabaría nunca de mencionar.

Junto a la Plaza de España

Pasear por sus calles y conocer el barrio indiano de San Roque

Para tomar el pulso a la villa, lo mejor es calzarte unas deportivas y comenzar a andar. Lo primero que adviertes es que se trata de una localidad dinámica, con gente que viene y va. Me habían hablado amigos que tienen casa aquí, que en verano la ciudad duplica su población y es un no parar, pero que el resto del año continúa teniendo mucha vida. Su centro histórico ha sido declarado Bien de Interés cultural en 2004.

Vistas al amanecer dese el Hotel Loriente

Desde la ventana de mi habitación en el hotel Loriente, podía ver cómodamente la mayoría de los edificios emblemáticos de la Plaza de España; sin embargo, me apresuré a bajar y conocer de cerca su centro neurálgico: el cosmopolita edificio modernista de la Torre de los Moreno, el neoclásico Pazo de Ibáñez, hoy sede del ayuntamiento de Ribadeo, y la Iglesia Parroquial de Santa María del Campo. Algunos pasos más allá, el sobrio Convento de Santa Clara.

Barrio de San Roque
Las coloridas casas indianas

Uno de los rincones que más me impresionó fue el emblemático barrio de San Roque, en el que abundan las casas de indianos. Son edificios que fueron mandados construir por los emigrantes que iban a “hacer las Américas” y regresaban con grandes fortunas. El alegre colorido de estas residencias palaciegas, choca con la sobriedad de otros edificios de la época. El ímpetu del sol resaltaba el rosa, naranja, amarillo y azul de sus fachadas. Toda una gama de colores que me transportó a la colorida América Latina, a la que tanto quiero y donde he pasado estupendos momentos de mi vida.

Acercarse al puerto deportivo de Ribadeo

Peirao de Porcillan

Pasear por el puerto de Porcillán, que así es como se denomina el puerto deportivo de Ribadeo, resultó placentero; tanto como hacer un break en el camino y sentarme en una de las múltiples terrazas del paseo marítimo. Desde la del restaurante San Miguel, con una copa de vino en la mano, me entretuve viendo y contando los barcos que transitaban por la ría.

Subir en el ascensor panorámico es otra interesante manera de contemplar la ciudad y la ría.

Ir de tapas o comer en el centro de Ribadeo. BARES Y RESTAURANTES

Mi primer contacto con el mundo del tapeo en Ribadeo, lo hice siguiendo la recomendación de unos amigos en el clásico Casa Villaronta, que copa ambas aceras de la rúa San Francisco. Los chipirones a la plancha y el pulpo a feira estaban de muerte. Y no me quiero olvidar del requesón con miel.

Si te gusta el pulpo aquí te dejo el post de 👉 Los mejores lugares donde comer pulpo en Galicia 👈 para que te entregues en los tentáculos del cefalópodo.

Restaurante Casa Villaronta
Bar Fumarel en Ribadeo

No muy lejos de allí y junto a la plaza de abastos, se encuentra otro clásico, el Fumarel. En su bodega, que ocupa toda una pared, podrás encontrar cualquier vino que desees. Los mejillones en escabeche y los lomos de bonito los he fichado y me he quedado con su cara.

Otros de los recomendados fueron A Pulpería Menchina y el restaurante O Piano, que tiene fama de servir las mejores carnes de la zona. Ambos cerrados por descanso. ¡Oh que pena, tendré que volver! A lo que no me pude resistir fue a un humeante chocolate con churros bien espeso, como debe de ser, en la churrería Linares.

Darse una vuelta por los alrededores de Ribadeo: miradores, Isla Pancha y el pintoresco pueblo de Rinlo.

Isla Pancha, próxima a la playa de Las Catedrales y a Ribadeo

Las vistas desde la Capilla de San Miguel y desde el Cargadoiro, fueron un preámbulo de un bravío mar Cantábrico y un paisaje verde de montaña con el que me encontré de frente un par de kilómetros más adelante.

Isla Pancha es un diminuto islote unido a tierra firme por un pequeño puente, cuyos pilares descansan en el mar. Cuenta con un faro convertido en el primer alojamiento turístico de España. La curiosidad me llevó a meterme en internet para ver su precio y nivel de ocupación. Aunque estábamos prácticamente en otoño, y a pesar de no ser precisamente económico, en su web colgaba el cartel de completo. Bonito el contraste entre el faro antiguo y el actual.

Pueblo de Rinlo

Ocho kilómetros escasos separan este lugar del pequeño y pintoresco puerto de Rinlo. En sus estrechas calles se respira un ambiente marinero y se percibe su tradición ballenera.

Pero si por algo es conocido Rinlo, además de por sus cetáreas, es por ser la capital del arroz caldoso con bogavante. Los múltiples restaurantes donde lo sirven, dan fe de ello. Aquí te dejo donde comerlo: Qué ver y dónde comer en Rinlo, la capital gallega del arroz con bogavante.

Si decides continuar conociendo A Mariña Lucense no dejes de echar un ojo a este post 👉 Una escapada fascinante por A Mariña Lucense 👈 y visitar la villa de Viveiro.

Conocer Las Catedrales sin que nadie te vaya pisando los talones, no es que sea la mejor manera de conocer esta playa, es que es la única para disfrutarla. Y de Ribadeo qué decir, ¡me he quedado sin palabras!

En cada promontorio, en cada playa curva, en cada grano de arena, está la historia de la Tierra

Rachel Carson

Autor del post:

María Rubio

En 2020 me he liado la manta a la cabeza y he creado este proyecto " Un Salto a Galicia" donde me propongo inspirarte en tus viajes por Galicia.

Los mejores tours gratuitos para hacer por Galicia

Free tour por Santiago de Compostela
Free tour por La Coruña
Free tour por Vigo
Free tour por Pontevedra
Free tour por Lugo
Free tour por Cambados

¿Quieres seguir el día a día de todos mis viajes?

Si te ha gustado el post puedes suscribirte a la Newsletter

5 comentarios en «Cómo disfrutar de la archifamosa playa de Las Catedrales y del encanto de Ribadeo»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.