Destinos · A Coruña

Que hacer en Santiago de Compostela en 1 día muy apretado


En esta ocasión no vengo a hablarte del Camino, ni tampoco de la Catedral (bueno, de la Catedral, un poco sí), sino a contarte como exprimir Santiago de Compostela en 1 día.

En Santiago de Compostela hay vida más allá de su Catedral. Aquí se viene, además de a visitarla, a disfrutar de un cremoso café en el Hostal de los Reyes Católicos – o si prefieres algo más actual en el Marie Miner Gastro — a tomar el aperitivo en el Mercado de Abastos, a pasear por sus plazas, a escuchar la gaita de cualquier actuación callejera y por supuesto a empaparse de su colosal patrimonio histórico.

Y como colofón final del día caminaremos por los tejados de la Catedral, y si el Apóstol y el vértigo lo permiten entraremos en éxtasis celestial.

1- Admirar la belleza de la plaza del Obradoiro

No importa las veces que hayas venido a Santiago de Compostela. Esta es una de esas ciudades a las que hay que regresar una y mil veces. Su plaza del Obradoiro es un ¡zas de estética en toda la cara! La belleza de este lugar, con el bullir de peregrinos venidos de todos los rincones del mundo, no tiene rival.

Llegar a la plaza del Obradoiro como peregrino es una experiencia emocionante

¿Sabes que en esta plaza se unen los cuatro poderes de la ciudad? El político – administrativo que acoge el Pazo de Raxoi (el ayuntamiento), el religioso con su famosa Catedral y la sede del Arzobispado, el monárquico representado por el Hostal de los Reyes Católicos y el intelectual por el Colegio de San Jerónimo, actual sede del Rectorado de la Universidad..

El Obradoiro es el lugar idóneo para empezar a recorrer la ciudad.

Si prefieres una visita guiada GRATIS por la ciudad, te recomiendo esta de Civitatis; yo la he hecho hace poco tiempo y me ha encantado:

2- Tomar un café en el Hostal de los Reyes Católicos

La primera parada la hacemos en el Hostal de los Reyes Católicos, hoy día reconvertido en parador de turismo.

A las puertas del Hostal de los Reyes Católicos
A las puertas del Hostal de los Reyes Católicos

Es considerado el hotel más antiguo de España e incluso del mundo. Nació en 1486 siendo hospedaje para los miles de peregrinos que llegaban haciendo el Camino. Sólo es superado en antiguedad por una pequeña posada en Japón.

Vale la pena entrar siguiendo el olor a café recién hecho y acompañarlo con una de las mejores tartas de Santiago, comparable solo a la que preparan las monjas de clausura del vecino Monasterio de San Paio de Antealtare, y que tiene fama de ser la mejor de España. ¡Pura almendra!

Un paseo por sus salones, sus claustros y sus galerías nos transporta a su glorioso pasado donde el tiempo parece haberse detenido.

En mi cuenta de Instagram encontrarás más fotos y videos de Santiago de Compostela y otros lugares de Galicia, que espero te sirvan de inspiración viajera 👉 IR A INSTAGRAM

3- Deambular por el casco histórico de Santiago de Compostela

Tomado el café ponemos rumbo a descubrir sus calles empedradas, sus plazas, soportales y por supuesto los monumentos más representativos de la ciudad.

Las plazas de Santiago

A pocos pasos del Hostal encontramos la PLAZA DE FONSECA, la más encantadora y floreada de Compostela. Aún con un día de lluvia típico de Santiago sus flores te iluminarán. Aquí se sitúa el Pazo de Fonseca, con exposiciones interesantes y un curioso claustro presidido por el arzobispo Alonso de Fonseca. Me encanta el techo de la sala de exposiciones con artesonado mudéjar, el único de este estilo en Galicia.

Plaza de Fonseca, un imprescindible que ver en Santiago de Compostela en 1 día
Plaza de Fonseca, un imprescindible que ver en Santiago de Compostela en 1 día

A espaldas del Pazo nos tropezamos con otro jardín, el «XARDIN DAS PEDRAS QUE FALAN», donde, en forma de espiral, encontramos piedras con poemas de famosos literatos como los de la escritora gallega Rosalía de Castro. Y una curiosidad: fíjate en el árbol más grande del jardín, un enorme ginkgo biloba que lleva más de 130 años plantado y que era utilizado por los primeros alumnos de la Facultad de Farmacia para sus experimentos.

En la parte trasera de la Plaza del Obradoiro se encuentra la PLAZA DE PLATERIAS. Desde aquí podrás ver la única fachada románica de la Catedral.

A pocos metros de esta se sitúa otra de las plazas importantes que rodean el templo, la PLAZA DE QUINTANA. Es fácil identificarla porque enseguida verás la Berenguela, la torre de 75 metros de altura que como cosa curiosa te cuento que es la que marca el límite de longitud de las construcciones de Santiago. En la fachada de la Catedral que da a la plaza hay una puerta, pequeña en tamaño y grande en importancia, la Puerta Santa. Se abre el 31 de diciembre previo al año Santo. Esa tarde el arzobispo da tres golpes con un martillo de plata para hacer caer el muro de piedra que la tapa, dejando libre el paso a los peregrinos y visitantes hasta que termina el año Santo, que se vuelve a tapiar.

Plaza de Platerías
Plaza de Platerías

De iglesia en iglesia

Lo dice el refrán «Mientras Vigo trabaja, Pontevedra duerme, Santiago reza y Coruña se divierte». No estoy muy segura de que esto sea exactamente así, pero lo que si es cierto es que en Compostela hay tantas iglesias que es difícil encontrar un compostelano que las conozca todas, por eso te voy a hablar solo de los edificios religiosos más representativos.

El MONASTERIO DE SAN MARTÍN PINARIO fue fundado por los benedictinos en el siglo X, y aunque hoy ya no se encuentra habitado por los monjes, que dejaron de vivir aquí en el siglo XIX, alberga un centro adscrito a la Universidad de Santiago. Hay que fijarse, además de en su bella fachada, en el coro y en sus dos claustros.

San Martín Pinario
San Martín Pinario

Otra de las joyas en Santiago de Compostela es la iglesia y el CONVENTO DE SAN FRANCISCO. Se le atribuye su fundación a San Francisco de Asís. Además de contemplar la fachada barroca del siglo XVIII, si tienes tiempo, merece la pena visitarlo por dentro.

Las calles más emblemáticas de Santiago de Compostela

Si vienes a Santiago de Compostela un solo día puede que no te llueva; si te quedas dos, te lo juegas a cara o cruz; pero si estás una semana, ya te digo yo que sí, que te llueve. No te importe, en Santiago la lluvia es arte y aprenderás a disfrutarlo. Santiago está preparado para esos 150 días de lluvia al año en los que la vida continua debajo de los SOPORTALES.

Una buena idea es proseguir explorando el casco histórico por la RÚA DO VILAR y continuar por la RÚA NOVA. Descubrirás tiendas de artesanía, de diseño, otras tradicionales (como la Sombrería Iglesias, con más de 110 años de antigüedad ), y edificios señoriales como la casa del Deán.

4- Aperitivo en el Mercado de Abastos de Santiago

El Mercado de Abastos de Santiago es el segundo lugar más visitado de la ciudad tras la Catedral, y ¡cómo para no serlo! la calidad de los productos y la animación que tienen sus naves lo convierten en lugar de culto de compostelanos y turistas.

Me encanta detenerme en sus puestos, sobre todo en los de los quesos, porque siempre descubro algo nuevo. Esta vez le toco el turno a un queso gallego curado en heno, de una quesería familiar, Cortes de Muar, y que te recomiendo probar.

Ante de salir vamos a hacer una parada en los puestos de la Nave 5, un lugar con grandes propuestas gastronómicas y siempre repleto de parroquianos. Tomar un ceviche de vieira con un buen vino en Salvaxe es apuesta segura

Ceviche de viera en Bar Salvaxe, de rechupete¡¡

En las puertas del mercado se encuentra otro de mis locales favoritos, el Abastos 2.0; reserva con tiempo y déjate llevar por la recomendación de los camareros, pero sus navajas y una actual versión de la empanada no pueden faltar.

5- Pasear por los jardines de la Alameda

Las Marías
Las Marías

Desde aquí nos vamos a dar un paseo por la Alameda, pegada al casco histórico; un remanso de paz en mitad de la urbe. Junto a numerosas fuentes y estanques se esconden algunos personajes míticos de la ciudad como Valle-Inclán sentado en un banco, Federico García Lorca tranquilamente bajando unas escaleras o las Dos Marías paseando cogidas del brazo, una representación de las hermanas Maruxa y Coralia, dos personajes típicos del Santiago de los años cincuenta y sesenta.

6- Ponerte fino de tapas en Santiago

Si aún no te paraste en ninguno de los bares del mercado, puedes acercarte al corazón gastronómico de la ciudad, las calles Raiña y Franco, donde hay una oferta casi infinita.

Unos berberechos en O Gato Negro (Raiña s/n), una tapa de oreja picante en el Orella (Raiña 21), una ración de chipirones en María Castaña (Raiña 19) , o una empanada de merluza en A Noiesa (Franco 40) no pueden faltar.

Y si como yo eres fan de la tortilla de patata, no te pierdas la del bar La Tita (Rúa Nova 46), la hacen al estilo Betanzos, floja y con el huevo deslizándose sobre la patata. Sí además de probar esta tortilla en Santiago lo quieres hacer en el propio Betanzos aquí te dejo el articulo de los mejores locales donde comer la tortilla de Betanzos.

Tortilla de patata en la Tita, probablemente la más rica de la ciudad

7- ¿Visitamos algún museo?

Si estás pensando como exprimir la tarde de tu visita de un día a Santiago de Compostela te aconsejo que te acerques a uno de los dos museos que representan el pasado y el futuro de Galicia. El Museo do Pobo Galego y el Centro Galego de Arte Contemporánea, CGAC respectivamente.

El antiguo convento de Santo Domingo de Bonaval acoge el Museo do Pobo Galego, que ofrece una panorámica de las manifestaciones más representativas de la cultura gallega. Cuenta con salas dedicadas al mar, los oficios, el campo, la música, la arquitectura, la sociedad, la prensa y la imprenta.

No te vayas sin ver su espectacular escalera de espiral y su iglesia desacralizada donde se encuentra el Panteón de Gallegos Ilustres. Rosalía de Castro, Alfredo Brañas, Castelao, Francisco Asorey o Ramón Cabanillas descansan aquí.

Si eres un poco friki de los cementerios, como yo, aquí te dejo: Los 6 cementerios más bellos y singulares de Galicia, un paseo entre tumbas

Junto al Museo do Pobo Galego en un edificio diseñado por el arquitecto Álvaro Siza se encuentra el Centro Galego de Arte Contemporánea, CGAC, donde se exhiben retrospectivas de artistas internacionales que han influido en el arte contemporáneo gallego.

En la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela
En la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela

¿Más museos que visitar en Santiago de Compostela? El Museo de las Peregrinaciones, el Museo de la Catedral y sin duda la Ciudad de la Cultura.

8- Caminar por los tejados de la Catedral

Desde el tejado de la Catedral se domina la ciudad
Desde el tejado de la Catedral se domina la ciudad

¿Se puede hablar de Santiago de Compostela sin mencionar su catedral? Imposible. Todo lo que es está ciudad se lo debe a este templo cristiano, donde se encuentran los restos del Apóstol. A día de hoy, y desde el siglo IX, sigue siendo objeto de una de las mayores peregrinaciones mundiales.

Hoy no he venido a hablarte de la Catedral, a cambio aquí te dejo la web de la Catedral de Santiago de Compostela, donde podrás pasar horas y horas deleitándote con ella.

Pero, ¿te has planteado subir a sus tejados? Yo lo he hecho hace escasas semanas y he sentido bailar una bachata dentro de mí. Esta actividad adrenalínica no es apta para ti si eres de los que con solo pensar en caminar sobre un puente te entran sudores fríos.

Sin embargo si eres de los míos, y te van las alturas, disfrutarás paseando entre las nubes. La visita comienza ascendiendo los 105 escaleras del Palacio de Xelmírez. A mitad de camino, al traspasar una pequeña puerta se abre ante nuestros ojos un mundo de torres, pináculos y cúpulas.

Tus pies se aferrarán firmes al granito de la cubierta y su forma escalonada te permitirá caminar contemplando desde las alturas unas vistas de 360º a la ciudad.

  • Los tickets para disfrutar de esta experiencia se reservan a través de la web de la Catedral.
  • El precio es de 12€ la tarifa básica y 10€ la reducida y la visita guiada incluye además de las Cubiertas, la Torre de la Carraca, el Palacio de Gelmírez y el Museo Colección permanente.
  • La duración es de aproximadamente una hora y se puede hacer independientemente de la del Museo (de otra hora de duración).
  • El horario es de lunes a domingo: 10:00 a 20:00

9- Conocer una joya fuera del casco histórico: la Colegiata de Sar

Para terminar la visita de un día, un poco mas apretado de lo normal, a Santiago de Compostela me alejo del bullicio del centro histórico y quedo con Juan Segade, guía de turismo y propietario de ComposTours, quien me descubre todos los secretos de la Colegiata de Santa María la Real de Sar, lugar estrella de su ruta templaria.

La magnífica iglesia conserva gran parte de su primitiva estructura románica. Su claustro tiene un encanto especial debido a la cercanía del río Sar, de quien obtiene su nombre. Pero sin duda lo que mas llama la atención es la inclinación de sus pilares interiores que ha sido motivo de estudio y admiración desde hace siglos, según me cuenta Juan.

Hay tantas cosas que hacer en Santiago de Compostela que esta escapada daría para mucho mas que 24 horas. La próxima vez que vuelva a Compostela le pediré a Juan que me enseñe sus rincones preferidos y los compartiré contigo.

Si te apetece hacer algunos estupendos planes cerca de Santiago de Compostela, aquí te dejo 👉 Qué ver cerca de Santiago de Compostela – Rutas en coche a menos de 50 Km (con MAPAS)


‘A Compostela se acerca uno como quien se acerca al milagro’

Alvaro Cunqueiro

Autor del post:

María Rubio

En 2020 me he liado la manta a la cabeza y he creado este proyecto donde me propongo inspirarte en tus viajes por Galicia.

Los mejores tours gratuitos para hacer por Galicia

Free tour por Santiago de Compostela
Free tour por La Coruña
Free tour por Vigo
Free tour por Pontevedra
Free tour por Lugo
Free tour por Cambados

¿Quieres seguir el día a día de todos mis viajes?

Si te ha gustado el post puedes suscribirte a la Newsletter

6 comentarios en «Que hacer en Santiago de Compostela en 1 día muy apretado»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.